Tras asesinato de Jorge Luis Solano, organizaciones de Derechos Humanos de Norte Santander solicitan acciones humanitarias al Estado y a actores armados

Jorge Luis Solano Vega, activista social y defensor de derechos humanos asesinado en Ocaña el 3 de noviembre de 2020.

Mediante una Carta abierta dirigida al Gobierno nacional, a los organismos judiciales y de control, a los actores armados y a la comunidad internacional, diversas organizaciones defensoras de Derechos Humanos de Norte de Santander tras el vil asesinato del activista y líder social Jorge Luis Solano Vega, ocurrido el pasado 3 de noviembre en la ciudad de Ocaña, expresan la urgente necesidad de adoptar medidas humanitarias y acciones de investigación que permitan no solamente esclarecer tal crimen sino concretar unos mínimos humanitarios que han venido siendo propuestos por la sociedad civil desde la Mesa Humanitaria y de Construcción de Paz de la región del Catatumbo.

“Norte de Santander sigue siendo un departamento sumido en el abandono estatal y en la violencia. En 2020 con la pandemia del Covid-19 golpeando la salud y la vida de los nortesantandereanos, los actores del conflicto armado, las bandas criminales y las mafias de la corrupción y el narcotráfico, no han entrado en cuarentena, sino que han aprovechado la pandemia para arreciar sus acciones en contra de la sociedad civil y para alzarse con los recursos públicos, pese a las constantes denuncias de muchos y muchas, que como Jorge Solano, han optado por arriesgar sus vidas para evidenciar la tragedia humanitaria de la región”, se expresa en un aparte de la declaración.

También solicitan a la Oficina de Derechos Humanos y a la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, así como a la Misión de Paz de la OEA, solidificar las acciones de monitoreo y seguimiento permanente sobre las investigaciones solicitadas, en procura de que no haya impunidad en el caso de Jorge Solano y los demás líderes asesinados en la región.

Las organizaciones activistas de derechos humanos que suscriben la petición consideran asimismo importante que la comunidad internacional mantenga un permanente acompañamiento a las comunidades y a sus liderazgos en procura de mejorar las condiciones de protección.

Texto del pronunciamiento

Carta Abierta al Gobierno Nacional, entes de investigación y de control, actores armados y agencias internacionales

Hoy 5 de noviembre la comunidad ocañera, defensores y defensoras de derechos humanos, familiares y amigos de JORGE LUIS SOLANO VEGA o como cariñosamente le decíamos Koky Solano, le hemos dado cristiana sepultura y un hasta luego al defensor de Derechos Humanos que se ha convertido en un mártir de la causa de los oprimidos y violentados en sus más elementales derechos.

Norte de Santander sigue siendo un departamento sumido en el abandono estatal y en la violencia. En 2020 con la pandemia del Covid-19 golpeando la salud y la vida de los nortesantandereanos, los actores del conflicto armado, las bandas criminales y las mafias de la corrupción y el narcotráfico, no han entrado en cuarentena, sino que han aprovechado la pandemia para arreciar sus acciones en contra de la sociedad civil y para alzarse con los recursos públicos, pese a las constantes denuncias de muchos y muchas, que como Jorge Solano, han optado por arriesgar sus vidas para evidenciar la tragedia humanitaria de la región.

A 3 de noviembre, hemos registrado con dolor e impotencia, el asesinato de 13 líderes sociales que defendían los Derechos Humanos de las comunidades y alzaban sus voces contra la corrupción y las injusticias, 6 masacres, la ilegal privación de la libertad de 2 líderes comunales, el asesinato de al menos 23 firmantes del Acuerdo de paz, innumerables amenazas a defensores de Derechos Humanos, centenares de familias desplazadas, varias decenas de víctimas de minas antipersonales, entre otras afectaciones graves a la sociedad civil. Todo ello, en el marco de una abrumadora impunidad, pues solo en algunos casos se dan resultados judiciales frente al autor material, sin que los verdaderos determinadores y cómplices de estos crímenes de lesa humanidad, sean identificados y llevados ante la justicia.

Por lo expuesto, las organizaciones sociales, defensores y defensoras de los derechos humanos, hacemos las siguientes exigencias, requerimientos y llamados:

Al Gobierno Nacional

Implementar un plan de choque para la prevención y protección de los líderes y lideresas defensores de DDHH del departamento, concertando con las organizaciones sociales, y representantes de las comunidades, urbanas, rurales y étnicas, las medidas idóneas de carácter individual y colectivo.

Validar y apoyar para la implementación efectiva las propuestas comunitarias de prevención y protección que pueden ayudar a mejorar el clima de inseguridad de comunidades y sus líderes (as).

Realizar conjuntamente con los representantes de las comunidades, una revisión del sistema de protección a defensores (as) de DDHH en cabeza de la UNP, realizando los ajustes necesarios a los tiempos, procedimientos, medidas de protección y su funcionamiento. Este proceso podría realizarse en el marco de la Mesa Territorial de Garantías.

Implementar a la mayor brevedad el Sistema Integral para el Ejercicio de la Política y el Sistema Integral de Seguridad para los Territorios en un esfuerzo conjunto con las comunidades de que habla el punto 3.4 del Acuerdo de Paz.

Fortalecer el funcionamiento de la Mesa Territorial de Garantías, procurando la mayor participación posible de los diferentes sectores sociales y comunitarios.

Avanzar de manera decidida en la implementación de los Acuerdos de Paz de la Habana, como la forma más eficaz de resolver el problema de los cultivos de uso ilícito, desarrollar el campo, generar las garantías para la efectiva participación de la sociedad civil y construir la paz desde los territorios.

Articular la intervención integral del Estado Colombiano para dar respuesta a los graves problemas sociales y económicos que vive la región, generando espacios de participación con las comunidades.

Realizar los esfuerzos necesarios para buscar la paz completa a través de la solución política negociada del conflicto armado que persiste con los demás actores armados.

Atender las recomendaciones de la Alertas Tempranas emitidas por la Defensoría del Pueblo. Específicamente las manifestadas en la Alerta 026-18 para Líderes y Defensores de Derechos Humanos, y la AT- 034-20 emitida para el municipio de Ocaña.

A los entes de investigación y de control

A la Fiscalía General de la Nación le solicitamos: adelantar la investigación del crimen de Jorge Luis Solano Vega, con los más altos estándares de investigación criminal, que permita el esclarecimiento de los hechos y la judicialización de los responsables materiales y determinadores.  De la misma manera, se avance en la investigación y el esclarecimiento de los homicidios de todos los líderes sociales del departamento. 

A la Procuraduría General de la Nación: le requerimos para que avance con la mayor celeridad y eficacia en las investigaciones contra los servidores públicos, implicados en las denuncias que en vida hiciera de manera valiente nuestro mártir Koky Solano, sin importar la importancia de sus cargos, ni su poder económico o político.

A la Contraloría General de la Nación: Le solicitamos que se adelanten con la mayor celeridad y eficacia, los juicios fiscales en defensa del patrimonio público, por todas las denuncias sobre contratación estatal que en vida realizara JORGE SOLANO y se adopten las medidas pertinentes para la recuperación de los dineros que resulten desfalcados por los corruptos y se apliquen las sanciones correspondientes.

A la Defensoría del Pueblo: le requerimos para que acompañe a las comunidades y a sus liderazgos, en lo concerniente al seguimiento de las propuestas aquí planteadas, para garantizar la vida, la integridad personal y la labor social y la defensa de los DDHH de los Líderes y lideresas social.

Pedimos a todos estos entes de investigación y de control, que con una periodicidad de cada seis meses, se realice un evento público de rendición de cuentas con participación de los liderazgos sociales de la región, en los cuales se dé información concreta sobre el avance de las investigaciones y de los procesos.  

A los actores armados

A todos los actores armados les solicitamos acoger y acatar plenamente los Mínimos Humanitarios propuestos por la sociedad civil desde la Mesa Humanitaria y de Construcción de Paz del Catatumbo, asumiendo el compromiso de respeto absoluto por la población civil en el marco de las hostilidades y el respeto de las normas del Derecho Internacional Humanitario (DIH).     

A la Comunidad Internacional

A la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a la Misión de Verificación de las Naciones Unidas y a la Misión de Paz de la OEA, les pedimos que:

Mantener un monitoreo y seguimiento permanente sobre las investigaciones solicitadas, en procura que no haya impunidad en el caso de Koky Solano y los demás líderes asesinados en la región y que los entes de investigación y de control den información periódica sobre el resultado de su gestión.

Mantener el acompañamiento a las comunidades y a sus liderazgos en procura de mejorar las condiciones de protección.

Insistir desde sus mandatos respectivos en la necesidad de implementar los acuerdos de paz de la Habana y la búsqueda de la paz completa con los demás actores armados. 

¡HONOR Y GLORIA A LA MEMORIA PERENNE DE NUESTRO COMPAÑERO JORGE LUIS SOLANO VEGA!

Norte de Santander, 5 de noviembre de 2020.

Firman:

Asociación Nacional por la Restitución de Tierras y Acceso a la Tierra (Tierra y Vida)

Fundación Nacional de Víctimas de la Violencia y Constructores de Paz (FUNAVI)

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH), Capítulo Norte de Santander  

Corporación para la Paz y el Desarrollo Sostenible (COPAZ)

Red de Mujeres Comunitarias del Catatumbo

Observatorio Integral de Paz de Derechos Humanos del Catatumbo

Asociación de Mujeres de Abrego (ASOMUVAA)

Corporación Red Departamental de Defensores de Derechos Humanos (CORPOREDDEH)

Asociación de Mujeres por la Paz y la Defensa de los Derechos de la Mujer Colombiana (ASODEMUC), filial Norte de Santander

Corporación Territorium

Asociación Nacional de Trabajadores del Sistema Judicial Colombiano y Afines, Sindicato de Industria ASONAL JUDICIAL SI, Subdirectiva Cúcuta, Norte de Santander

Sindicato de Trabajadores de la Gasolina (SINTRAGASOLINA)

Asociación MINGA

Observatorio de Asuntos de Género de Norte de Santander

Movimiento por la Constituyente Popular (MCP)

Asociación Nacional Agraria Campesina (ASONALCAM)

Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT)

Corporación Construyendo Poder Democrática y Paz (PODERPAZ)

Secretaría de Derechos Humanos de la Confederación Nacional Comunal

Mesa Municipal de Víctimas de Ocaña

Mesa Departamental de Víctimas de Norte de Santander

Mesa Departamental de Víctimas de Santander

Mesa Nacional de Víctimas

Asociación por la Unidad Campesina del Catatumbo (ASUNCAT)

Marcha Patriótica de Norte de Santander

Mesa Nacional de Fortalecimiento de Organizaciones de Población Desplazada

Corporación Mesa de Fortalecimiento de Organizaciones de Población Desplazada de Norte de Santander

Fundación Progresar

Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Subdirectiva Norte de Santander

Comité de Integración Social del Catatumbo (CISCA)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*